Para “Violeta”, por Doris Reiss – Argentina



Personalmente, pero no individualmente, Soy una Enamorada del Mundo. En cada rincón siento florecer la maravilla, se trate del árbol, del gato al desplazarse, o del universo que habita los ojos de los seres que contacto.

Me Enamoro del Mundo observando, y por eso intento anclar en cada fotografía que tomo, un retacito de lo Sorprendente, porque lo dramático y lo insignificante encriptan la promesa del desarrollo, la transformación, la estética y el discurso poderoso.

“Violeta” habita el mismo mundo que el mío, nuestros territorios tienen apenas diferencias de nombres, colores y tonadas diversas del hablar. Ella vive en Colombia y, yo en la Argentina. Ella relata una verdad que no resuena con el Enamoramiento mío de cada día. A su verdad me acerco como a una historia errada, mal concebida por mil demonios del infierno.

Su testimonio me recuerda la pesadilla que vivimos en mi región La Argentina, cuando hordas de seres de las tinieblas practicaron la maldad, porque fuerza física, armas y siniestro espíritu de grupo de individualidades posibilitaron.

Los daños que padecen Las Violetas, Las Amarillas, Las Argentinas, y, todas las Flores afectadas de esta Tierra, no tienen CONSUELO. Son agujeros negros que horadan y bastardean la belleza y gloria de este Mundo. Son sombras ajenas e injustas que afean este Paraíso.

Quisiera que Las Flores, Todas del Mundo, que padecen los maleficios de estas fuerzas extrañas, pudiéramos comprender el por qué de la fealdad, de la violación, de la destrucción junto a tanto color, perfume, variedad y amor. . .

Mientras tanto, siempre hay un mientras tanto hasta que las causas caducan, las flores nos juntamos, porque en el desconsuelo, en las lágrimas que asoman por nuestros ojos, que balconean el alma, hay brillo, se refracta la luz. . . Hay luz, aún en la noche hay luz. . . por tanto, quizás todas las luces encandilen, abrasen con su calor, adquieran tal temperatura que disuelva este incomprensible manto del horror que acicatea al planeta.

El amor Es una poderosa senda de inocencia, pero no de ingenuidad.

Aunque, Mi amor no baste para sanar, puede sumar.

Anuncios
Explore posts in the same categories: Editoriales -Memoria escrita

One Comment en “Para “Violeta”, por Doris Reiss – Argentina”

  1. Maria E. Albrecht Says:

    Sumo el sentimiento q experimento cada diá aqui´en éste mi pais adoptivo y quisiera compartiles cualquier video o pps para darles ámino y mostrarles como otras flores han podido romper las cadenas y dejar atras tanta explotacio´n y maltrato, hablo de mafalda, la cenicienta etc


Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s


A %d blogueros les gusta esto: